Follow by Email

lunes, 4 de enero de 2016

Se deshabita Puerto Rico de forma acelerada

Se deshabita Puerto Rico de forma acelerada

El alto costo de vida y la falta de empleos son la turbina que empuja cada vez más a los boricuas a dejar la Isla

lunes, 4 de enero de 2016 - 12:00 AM Por Limarys Suárez Torres
aeropuerto (horizontal-x3)
Por casi diez años, Puerto Rico ha estado sumido en una recesión donde día a día se sufre la disminución de las actividades económicas, comerciales e industriales. (Archivo / GFR Media)
Los meses pasan y cada día más puertorriqueños se despiden de su tierra para buscar nuevos rumbos fuera  del País. Ante la mirada impávida del Gobierno, 71,297 puertorriqueños dijeron adiós a la Isla en los primeros seis meses del 2015, según lo reflejan datos del Negociado de Estadísticas de Transporte de los Estados Unidos (BTS en inglés).

El alto costo de vida y la escasez de plazas de trabajo estable siguen siendo el empuje primordial para que miles de boricuas se muden, en su mayoría a EE.UU. Los números son elocuentes. De enero a junio de 2015, cerca de 11,882 puertorriqueños emigraron de la Isla, lo que refleja un aumento de 4,965  personas que se marcharon al compararlo con el promedio mensual de 2014. Específicamente el en el 2014, la emigración de puertorriqueños alcanzó niveles nunca antes vistos al registrarse la salida de 83,010 personas.

Ahora, solo en los primeros seis meses de 2015, salieron 71,297 desde el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín en Carolina. “No habrá un cambio previsible a corto plazo en el alza de la emigración de puertorriqueños porque todas las estadísticas económicas sugieren que continuará la recesión y no va a haber recuperación sustancial en los próximos años”, señaló el antropólogo Jorge Duany. Por casi diez años, Puerto Rico ha estado sumido en una recesión donde día a día se sufre la disminución de las actividades económicas, comerciales e industriales.

El pasado 28 de junio, el gobernador Alejandro García Padilla anunció al País y al gobierno de EE.UU. que es “insostenible” cumplir con el pago de la deuda de $73,000 millones bajo los términos acordados con los bonistas y desde entonces su administración lucha sin éxito por una reestructuración de algunas deudas. El endeudamiento de Puerto Rico  está alrededor del 100% del Producto Nacional Bruto (PNB). En el 2014, el PNB era de $69,202 millones; la deuda del gobierno de Puerto Rico, al 30 de septiembre de 2015, era de $69,909 millones, según el Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

“El aumento a los impuestos no favorece a la clase media y los economistas han señalado que es una medida regresiva que no estimula el consumo. En el tema del país que sigue vaciándose se habla menos del retorno. Cuando miras el 2005, el número de las personas que regresaban a la Isla ascendía a casi 35,000 personas,  pero en el 2014 regresaron menos de 20,000. Así que no solo es que se están yendo más puertorriqueños, sino que los que se van no regresan por la falta de oportunidades económicas”, agregó Duany.

El Censo certifica la merma. El 22 de diciembre pasado, el Censo publicó los estimados anuales más recientes de la población de Puerto Rico, y sus datos señalan que debido a una marcada migración, la Isla perdió a 65,000 habitantes del 1 de julio de 2014 al 1 de julio de 2015. Este número varía de la cifra del Negociado de Estadísticas de Transporte de EE.UU. porque cada agencia federal utiliza una metodología distinta de medición.El Censo se basa en entrevistas a individuos, mientras el Negociado de Estadísticas de Transporte contabiliza las salidas que se registran en los aeropuertos.

Hace 11 años la población de Puerto Rico llegó a su punto máximo cuando alcanzó 3,826,878 personas el 1 de julio de 2004. Hasta ahora, hasta el 1 de julio de 2015, la población de Puerto Rico se estimó en 3,474,182 personas, según los datos más recientes del Censo. “La única estadística que vemos positiva es la reducción en la tasa de homicidios, que llegó a más de 1,000 asesinatos en 2011 y ahora anda por 600 -el 2015 cerró con menos de esa cantidad- pero fuera de esta estadística todo lo demás es negativo”, agregó el antropólogo.

Estadísticas de la Guardia Costera relacionadas con indocumentados detenido en alta mar, reflejan también que se han reducido por los pasados años. Específicamente, en el 2004 la Guardia Costera detuvo 5,014  dominicanos; diez años después,  la cifra de  detenidos se redujo a 293. “Se puede afirmar que la migración indocumentada de la República Dominicana a Puerto Rico se ha reducido”, agregó Duany. Esta merma de indocumentados dominicanos podría estar relacionada al hecho del que el vecino país caribeño ha registrado una marcada recuperación en su economía, a diferencia de Puerto Rico que cada vez está más ahogado en sus deudas. Según la Primera Encuesta Nacional de Inmigrantes en la República Dominicana ENI-2012 que se publicó en abril de 2013, el segundo grupo más grande de inmigrantes son de Puerto Rico.

La encuesta señala que el primer grupo de inmigrantes en Quisqueya proviene de Haití, con 458,233 y luego le sigue Puerto Rico, con 4,416 boricuas mudados al suelo dominicano. Se mantiene la tendencia.  La demógrafa Judith Rodríguez  puntualizó que el éxodo de puertorriqueños se ha ido acelerando en los últimos años y la tendencia apunta a que esta emigración continuará en los años venideros.

“De continuar la crisis económica y fiscal y la falta de empleos, la migración de puertorriqueños se mantendrá. Antes la migración la provocaba el alza en la criminalidad, pero ahora vemos que ese factor de empuje ha ido descendiendo. Esto se ha ido acelerando durante los últimos años y la tendencia sigue que ya estamos en casi 3.3 millones de habitantes”, dijo Rodríguez.

Los primeros cinco años de esta década son los más intensos desde el punto de vista migratorio.
Entre el 2010 y el 2014, el promedio anual de puertorriqueños emigrados, según los datos del BTS, fue de 53,020. Los informes sobre la emigración a inicios de la década del 1950 -el periodo migratorio pico en la historia de Puerto Rico- proponen que alrededor de unas 47,400 personas salían del País al año. “A medida que la gente joven se va del País eso contribuye a un envejecimiento de la población. A todo lugar que vas, ves grupos de personas de edad avanzada. Estas navidades hemos visto muchas familias incompletas por todos los suyos que se han ido fuera de Puerto Rico. Los jóvenes recién graduados se van a buscar mejores oportunidades de trabajo en el exterior. Todos vemos este efecto de la migración. Los únicos que no se dan cuenta y no lo sienten son la gente que depende del Gobierno”, detalló.

Impacto en la clase media.  Según Rodríguez, la clase media trabajadora sigue siendo quien sufre también el impacto directo de la migración pues son los que pagan los impuestos, los que de su cheque ven reducir las contribuciones y los que siguen en Puerto Rico trabajando e intentando sobrevivir la crisis fiscal. “La clase media trabajadora es la que siente el impacto. Y es esta gente que tiene trabajo a tiempo parcial y buscan trabajos más estables los que consideran irse. En la medida que haya más puertorriqueños en los Estados Unidos, la posibilidad de otros de irse aumenta porque tienen seguramente  un familiar que lo va a ayudar”, opinó la demógrafa.

lunes, 28 de diciembre de 2015

The Untold History Between the U.S. and Puerto Rico

Apr 9, 2015
The United States has a long and complex relationship with Puerto Rico that changes dramatically depending on who is telling the tale.
Is America a friendly benefactor who brought economic development to an agricultural island? Or is it an oppressive ruler who capitalized on the island's fertile and inexpensive land, and cheap labor, to advance U.S. economic interests at the expense of Puerto Ricans, many of whom wanted independence after the oppressive rule of Spain.
Nelson Antonio Denis, author of War Against All Puerto Ricans: Revolution and Terror in America's Colony, says the truth leans more towards the latter. He says the U.S. waged a war on Puerto Ricans, crushing their growing nationalist movement through political appointments and economic policies that were brutal in their oppression.
The oppression continues today. After all these years, Puerto Rico is still a U.S. territory with limited rights of citizenship. And, while Puerto Rico is attracting wealthy tourists to U.S.-backed development along its shoreline, the majority of the country is mired in crushing debt, high unemployment, and almost half the country is living under the poverty line.
GUESTS:

jueves, 10 de diciembre de 2015

PUERTO RICO bajo el pleno control del dominio fiscal americano

Republicanos piden pleno control fiscal sobre la Isla

La medida presentada en el Senado excluye la posibilidad de dar acceso al capítulo 9

jueves, 10 de diciembre de 2015 - 9:56 AM
Actualizado en: jueves, 10 de diciembre de 2015 - 10:03 AM
 (horizontal-x3)
El proyecto ofrece una asignación de $3,000 millones dirigida a mitigar los problemas de liquidez inmediatos del Gobierno de Puerto Rico. (Lenin Nolly / Especial para El Nuevo Día)
WASHINGTON -  En momentos en que la aprobación del ómnibus presupuestario ha quedado aplazada para la semana próxima, republicanos del Congreso presentaron ayer legislación que propone asumir control absoluto sobre las finanzas del Gobierno de Puerto Rico.

En el caso del Senado, la medida radicada por tres influyentes senadores republicanos con jurisdicción en el debate descarta dar acceso al capítulo 9 de la ley federal de quiebras para reestructurar, por lo menos parcialmente, la deuda pública del Gobierno, pero ofrece una asignación de $3,000 millones dirigida a mitigar los problemas de liquidez inmediatos del Gobierno de Puerto Rico.

La propuesta sometida en la Cámara baja, mientras, ofrece la posibilidad de dar acceso a las empresas públicas de Puerto Rico al capítulo 9, pero a cambio de una junta de control fiscal que colocaría al propio Gobierno de la Isla en la disyuntiva de aprobar limitarse a sí mismo sus poderes locales.
Por un lado, el proyecto de los senadores Orrin Hatch (Utah), Charles Grassley (Iowa) y Lisa Murkowski (Alaska) persigue crear la Autoridad para la Responsabilidad Financiera y la Asistencia Gerencial, otorgar $3,000 millones para combatir el problema de liquidez al que se enfrenta la Isla y por cinco años, a partir del 31 de diciembre, reducir de 6.2% a 3.1% el pago por nómina al Seguro Social.

Hatch, Grassley y Murkowski son los presidentes, respectivamente, de los comités de Finanzas, de lo Jurídico, y Energía-Recursos Naturales del Senado y el triunvirato que ha manejado el debate y celebrado audiencias  sobre la crisis fiscal de la Isla. Consecuentemente habían denunciado la falta de estados financieros auditados recientes.

La nueva Autoridad  - que echa abajo funciones adquiridas cuando se aprobó la Constitución del Estado Libre Asociado- tendría el poder final  para determinar el presupuesto del Gobierno central de Puerto Rico, las corporaciones públicas y en la práctica nombraría al "principal oficial financiero" del gobernador.

El principal oficial financiero saldría de una lista de candidatos que la Autoridad le presentaría al gobernador. Ese funcionario, que asume funciones de la dirección del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), tendría la encomienda de certificar a cuánto asciende la deuda.

Los seis miembros de la junta serían designados por el presidente de Estados Unidos, incluido el secretario del Tesoro. Los otros cinco –tres de los cuales deben ser residentes de la Isla– se nombrarían en consulta con los comités con jurisdicción en el Congreso y el gobernador de Puerto Rico. Para asegurar que la mayoría esté en manos de personas no residentes de Puerto Rico, el secretario del Tesoro tendría dos votos en la junta fiscal.

La Autoridad determinaría a más tardar en dos años si asume pleno control del gobierno central. Tiene seis meses para decidir lo mismo con respecto a corporaciones públicas. En el caso de las corporaciones públicas tendría que designar un "administrador de emergencia", que sustituiría a los miembros de la junta de directores y los oficiales de la entidad.

La legislación presentada en la Cámara de Representantes por el congresista republicano Sean Duffy (Wisconsin), mientras, propone crear el Consejo de Estabilidad Financiera, que tendría la facultad para aprobar los presupuestos y un plan fiscal de tres años adoptado por el Gobierno de Puerto Rico. Además tendría que autorizar cualquier nuevo  préstamo.

Si el Gobierno de Puerto Rico aprueba por ley local la creación de esta junta, entonces las empresas públicas de Puerto Rico tendrían acceso al capítulo 9 de la Ley federal de Quiebras.

Por la junta no poder crearse sin el consentimiento del Gobierno de Puerto Rico, Duffy sostuvo que su legislación no es una imposición al gobierno de la Isla ni antidemocrática. Demócratas consideraron la presentación de la medida como un intento por contrarrestar sus esfuerzos para incluir en el ómnibus presupuestario algún lenguaje que permita reestructurar parcial o totalmente la deuda pública de Puerto Rico, que asciende a cerca de $70,000 millones.

El ómnibus
El contenido del  proyecto ómnibus no estaría listo quizá hasta el lunes, para que se apruebe en algún momento entre el 16 y 18 de diciembre. Por tal razón,  el viernes se aprobaría una resolución temporal extendiendo los gastos actuales de las agencias federales por lo menos una semana.

"Si no se aprueba ahora la reestructuración de la deuda en el ómnibus, no se podrán conseguir 60 votos en el Senado con una medida independiente", advirtió  la congresista demócrata  boricua  Nydia Velázquez (Nueva York), quien aseguró que la líder de la minoría cameral, Nancy Pelosi (California), va a insistir en la reestructuración de toda la deuda.

Aunque el proyecto de los senadores republicanos indica que  la junta federal tendría el poder final para  aprobar los presupuestos y planes fiscales del Gobierno de Puerto Rico, los autores de la medida dicen que se haría "respetando la autonomía del Gobierno" puertorriqueño.  Además, la nueva Autoridad determinaría cuando el gobierno de Puerto Rico puede tomar prestado –sin la garantía de crédito del gobierno de Estados Unidos– revisaría el sistema de pensiones (con el poder de hacerle ajustes) y las limitaciones  en  la Isla en el acceso a la reforma federal de salud, Obamacare.
Para complicar las cosas, la legislación toca el sistema de pensiones en EE.UU., no solo en la Isla, y sacaría los $3,000 millones que se enviarían a la Isla de fondos asignados a los estados por medio de Obamacare.

Las propuestas del gobierno del presidente Obama, según había admitido el propio senador Hatch al rechazarlas, le garantizaría a Puerto Rico una inyección económica de cerca de $40,000 millones anuales durante la próxima década, si se otorga paridad a la Isla en el programa Medicaid yse le extienden plenamente los créditos contributivos federales por ingresos devengados y niños dependientes.

"Con este proyecto, presentamos una estructura sostenible que permita mejorar las finanzas de Puerto Rico y su economía, al proveer alivio contributivo responsable a los trabajadores y asistencia transitoria al gobierno territorial", indicó Hatch.

Grassley, quien había descartado autorizar reestructurar la deuda, destacó que el proyecto resuelve el problema de liquidez actual, por medio de la asignación de hasta $3,000 millones, cuyo desembolso quedaría en manos de los miembros de la junta.

El gobernador Alejandro García Padilla ha indicado que es "muy probable" que no puedan cumplir con el pago de $900 millones en el servicio de la deuda, que vence el 1 de enero. Tras la presentación de la legislación, Jesús Manuel Ortiz, portavoz del gobernador, afirmó que "estamos confiados en que el lenguaje será uno positivo para el país y atenderá el mal de fondo".

El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, por su parte, dijo objetar el lenguaje del proyecto de Duffy sobre el Consejo de Estabilidad Financiera. Al analizar un resumen de la medida del senador Hatch, Pierluisi afirmó que "hay aspectos que son positivos –tales como el reconocimiento de que a Puerto Rico se le trata desigualmente bajo los programas federales de salud, la asignación de hasta $3,000 millones en fondos federales para ayudar al territorio, y alivios en impuestos federales sobre la nómina para los trabajadores en la isla durante cinco años– y aspectos que me preocupan, como la ausencia de un mecanismo federal para permitir a Puerto Rico reestructurar alguna de su deuda".

Ricardo Rosselló,  quien va camino a una primaria por la candidatura del Partido Nuevo Progresista (PNP) a gobernador, reclamó cierta autoría del proyecto de Hatch, al indicar que cuando lanzó su  aspiración y en reuniones con senadores federales habló de crear una "autoridad" integrada por puertorriqueños y funcionarios federales para realizar ajustes fiscales y decidir la emisión de deuda. Pero, sostuvo que no está de acuerdo con que se limite la autonomía local del gobierno de Puerto Rico.

Demócratas
El republicano  Hatch, presidente del Comité de Finanzas, dio a conocer la legislación después de que la mayoría republicana bloqueó ayer un esfuerzo demócrata en el pleno del Senado estadounidense por traer a votación el proyecto 1774 que persigue ofrecerles a las empresas públicas puertorriqueñas acceso al capítulo 9 de la Ley federal de Quiebras, para reestructurar por lo menos un tercio de la deuda pública.

En el Senado, además, hubo un coloquio de cuatro senadores demócratas –Charles Schumer (Nueva York), Kirsten Gillibrand (Nueva York), Richard Blumenthal (Connecticut), y Robert Menéndez (Nueva Jersey)-  en el que exhortaron a los republicanos a actuar y aprobar, por lo menos, la medida que busca ofrecerle acceso al capítulo 9 a las empresas públicas de la Isla en el ómnibus presupuestario que el Congreso trata de aprobar en los próximos días.

Schumer afirmó que "en tiempos de crisis" el Congreso "tiene la responsabilidad de ayudar a todos los ciudadanos estadounidenses, no importa donde vivan". "Puerto Rico sigue en llamas; y sería una vergüenza si el Congreso sale de vacaciones y deja una catástrofe", indicó Menéndez.

Tesoro
Temprano en el día de ayer, el  gobierno del presidente Barack Obama - –como había adelantado El Nuevo Día– confirmó  que no se quedará "cruzado de brazos" si el Congreso insiste en bloquear legislación que permita ofrecerle a Puerto Rico un mecanismo legal que permita comenzar a reestructurar de inmediato por lo menos una parte de la deuda pública puertorriqueña.
"Es un problema real y humano que hay que atender", indicó Antonio Weiss, consejero del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew.

Lew ofreció un mensaje ayer al mediodía en el Instituto Peterson para Asuntos Económicos Internacionales, en el que habló sobre las propuestas del presidente  Obama, pero el cual aprovechó, en la sesión de preguntas, para acentuar que después de prever una crisis humanitaria en la Isla y un caos legal como consecuencia del impago, no pueden sentarse a mirar desde lejos.
"Esta crisis puede agudizarse en muchas formas –insistió Weiss–, pero no se equivoquen, ya está sobre nosotros".

sábado, 7 de noviembre de 2015

Los puertorriqueños no entienden el problema de la deuda

El País no entiende el problema de la deuda

LA ENCUESTA DE EL NUEVO DIA: No obstante, los encuestados culpan a los dos partidos y están seguros de que el desenlace les afectará personalmente

viernes, 6 de noviembre de 2015 - 8:00 PM
Por ELNUEVODIA.COM
 (horizontal-x3)
Solo el 27% de los encuestados respondió que entiende muy bien de qué se trata el tema de la deuda y el posible impago. (GFR Media)
El País no entiende del todo la naturaleza del problema de la monumental deuda y la posibilidad de que el Gobierno se quede sin dinero para cumplir con todos sus compromisos en los próximos meses. Pero está clarísimo en que lo que suceda le afectará personalmente y que la responsabilidad del triste desenlace recae sobre los dos partidos que han gobernado Puerto Rico durante las últimas décadas.

Así lo revelan los resultados de La Encuesta de El Nuevo Día A Un Año de las Elecciones, conducida poco después de que el gobernador Alejandro García Padilla dijera que la deuda es impagable y en momentos en que el Gobierno lucha afanosamente  por allegarse fondos para evitar un cierre y para que el Gobierno de Estados Unidos brinde alguna asistencia a Puerto Rico.
Solo el 27% de los encuestados respondió que entiende muy bien de qué se trata el tema de la deuda y el posible impago. El 42% considera que lo entiende algo y el 19% lo entiende poco. El 12% reconoce claramente que no entiende nada del asunto. Los que más consideran que entienden muy bien el tema son los que tienen grado universitario (42%). Los que en mayor grado reconocen que no lo entienden son los que tienen educación de escuela superior o menos: 16%.

ENTENDIMIENTO DE LA DEUDA

La falta de entendimiento, sin embargo, no impide que respondan categóricamente cuando se les pregunta a quién consideran responsable de que el País esté en esta coyuntura tan delicada: el 91% cree que la culpa es de los partidos Popular Democrático (PPD) y Nuevo Progresista (PNP), que son los únicos dos que han gobernado  Puerto Rico. El 7% considera que la culpa es de un solo partido y el 2% no está seguro. Además, el 86% considera que el desenlace de este problema le afectará personalmente; el 62% considera que la situación de la degradación, la deuda y el impago pudieron haberse evitado y el 72% desaprueba las gestiones que ha hecho la administración de García Padilla para manejar la situación.

Noticias relacionadas a la Encuesta de El Nuevo Día
El tema de la deuda parece haber acentuado el pesimismo sobre la situación económica que el País lleva sintiendo hace ya un tiempo. En este momento, el 83% de los encuestados cree que la situación del país va a estar mal dentro de un año. Solo el 7% piensa que va a estar bien, mientras el 10% no está seguro.

El pesimismo sobre la situación no distingue entre colores políticos. Que la situación estará mala dentro de un año lo creen el 72% de los populares; el 87% de los miembros del Partido Nuevo Progresista (PNP); el 88% de los que pertenecen a otros partidos y el 89% de los que no se identifican con ningún partido en particular.
Solo el 6% de los encuestados está muy satisfecho con su situación personal, contra el 35% que está muy insatisfecho. El 37%está algo insatisfecho y el 22% está algo satisfecho.

lunes, 12 de octubre de 2015

VIDEO: La guerra en SIRIA

 VIDEO La guerra en Siria

Excelente manera para entender sobre historia, religión, geografía, economía y problemas sociales entre las naciones árabes. Ver cómo las grandes naciones buscan ayudar pero, a cambio de algo. La parte de la guerra y el sufrimiento de la población civil es algo que no acaba. Los niños sufren. ¿Cuándo terminará esta dinámica? Es un círculo que nunca acaba.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Errores y mitos sobre TERREMOTOS

Errores y mitos sobre los terremotos

El conocimiento salva vidas y pertenencias, y evita preocupaciones innecesarias

 (horizontal-x3) El terremoto y tsunami del 11 de octubre de 1918 en Puerto Rico causó la muerte de 116 personas y generó pérdidas millonarias. (RSPR)

Los terremotos son fenómenos traumáticos para miles de personas en el mundo. No importa si ocurren en el mar Caribe, en el océano Pacífico o en un país montañoso del sur de Asia, como Nepal, los grandes terremotos siempre se hacen sentir en las conversaciones cotidianas y en las redes sociales, donde estos fenómenos naturales se viven con gran intensidad.

Tras un sismo como el que sacudió a Chile el miércoles 16 de septiembre, ciudadanos de todo el mundo despiertan al día siguiente hablando de cuestiones como magnitud, grados, escalas, epicentro o la intensidad.
Se trata de términos que, pese a la experiencia adquirida por los grandes sismos y tsunamis ocurridos en lo que va de siglo, tienden a confundirse o a malinterpretarse.

¿De 7.9 o de 8.3?

Uno de los primeros datos que suele conocerse tras producirse un terremoto es su magnitud, es decir, la cantidad de energía liberada por el terremoto. La magnitud se mide con una escala que cuantifica esa energía a partir de los registros obtenidos por los sismógrafos. Con frecuencia, sin embargo, esta cifra varía desde el momento en el que se produce el sismo y su cálculo final.

¿La razón? Durante la primera hora casi toda la información procede de los datos que ofrecen las computadoras conectadas con los sismógrafos desplegados en el área afectada, pero esa data suele ser corregida luego. "Los medios informan demasiado rápido. Es bueno esperar un poco porque esa información inicial va ser evaluada por una persona que va a determinar cuál es la cifra correcta", advierte Mark Benthien, director de Comunicación del Southern California Earthquake Center.

No son grados

Cuando se habla de magnitud, un error común es decir que un terremoto fue de X "grados" en la escala de Richter. La confusión se produce porque la magnitud se mide con una operación matemática, no con una escala que aumenta gradualmente. La escala de Richter fue creada para medir los terremotos que se producían en la falla de San Andrés, en California, en la década de 1930.

El problema es que ese algoritmo para calcular la magnitud pierde precisión con terremotos de magnitudes superiores a 6.9. Por eso desde finales de los años setenta se utiliza la escala sismológica de "magnitud de momento", un algoritmo diferente que logra mediciones más precisas en los valores más altos.

¿Por qué hay tanta diferencia entre un terremoto de magnitud 7 y uno de magnitud 8?

La escala de magnitud crece de forma exponencial, esto quiere decir, que la energía liberada por un sismo de magnitud 2 es 32 veces la de un sismo de magnitud 1; la de uno de magnitud 3 es 32 veces la de uno de magnitud 2, y así sucesivamente. Esto hace que la cantidad de energíaque representa cada valor de la escala en relación con el anterior sea cada vez mayor. Mientras la magnitud cuantifica la totalidad de la energía liberada por el terremoto, la intensidad se asocia a su impacto en un lugar determinado.

Varios barcos arrastrados por el tsunami generado por el terremoto del 16 de septiembre de 2015 en Chile. (BBC)
Varios barcos arrastrados por el tsunami generado por el terremoto del 16 de septiembre de 2015 en Chile. (BBC)
"La intensidad varía con la distancia, mientras más lejos estás de un terremoto, menor será su intensidad en el lugar donde te encuentras", indica Benthien. "La intensidad cambia, mientras que la magnitud es una sola. La magnitud es un número que se aplica a toda el área donde se experimentó el terremoto, mientras que la intensidad describe cómo se sintió en cada lugar", explica.

El no tan importante epicentro

Otro dato al que siempre suele hacerse referencia al hablar de un sismo es el lugar donde tuvo su epicentro, que es el punto en la superficie de la tierra que está encima del lugar donde comenzó el terremoto. En el caso de los sismos menos potentes el dato es relevante pues en ese sitio es donde suele producirse la mayor parte del daño. Sin embargo, en los terremotos más grandes esta información puede ser inútil o puede causar confusión.

"Un terremoto grande puede producirse en una larga falla que empieza en el epicentro pero que se extiende y puede terminar más cerca de una ciudad", destaca Benthien. "Suele prestarle demasiada atención al epicentro, cuando en estos casos, el efecto del terremoto puede sentirse a centenares de kilómetros de distancia. La gente puede pensar que el daño estará concentrado en el epicentro cuando en realidad puede haberse producido en un área mucho mayor", agrega.



El experto asegura que más importante que el epicentro es el mapa del movimiento telúrico (shakemap), el cual muestra el impacto que tuvo el terremoto sobre la superficie en toda el área afectada. "Esta información es mucho más útil para conocer lo que significó el terremoto que informar sobre cuál fue su epicentro o su magnitud. La magnitud es sólo un número, mientras el shakemap muestra cómo fue el terremoto en distintos lugares", apunta.


sábado, 19 de septiembre de 2015

Focos de pobreza en el siglo XXI

Focos de pobreza en pleno siglo 21

Por: Yesenia Torres Figueroa
Actualizado: hace un minuto 

Pese a todo el modernismo, si mira bien fácilmente encontrará en cualquier pueblo y municipio de Puerto Rico personas o familias que viven como este caso en Maricao, Puerto Rico.

Video: http://www.wapa.tv/noticias/locales/focos-de-pobreza-en-pleno-siglo-21_20131122262890.html